Cien años y algo más



Cien años cumples querido pueblo
y has tenido tantos nobles hijos,
que han nacido desde tus entrañas
y otros a los que diste cobijo.

Te acordás de aquellos caminantes
que con entrañables inmigrantes
emprendieron juntos este viaje
con la ilusión como equipaje.


Ordóñez mi pueblo y en mi corazón lo llevo con orgullo
A quien quiera venir sus puertas les abrirá como a un hijo suyo
Ordóñez es raíz del árbol de la fe, la paz y la esperanza,
Cien años nada más, que joven que te ves y con cuanta elegancia.

Llevas el respeto por bandera,
y en la hermandad está tu fuerza,
en tu sencillez va tu grandeza,
¡Brindo a tu salud por tu nobleza!

Llena de nostalgias tu paisaje,
y hoy queremos darte un homenaje
los que compartimos este suelo
y nuestros abuelos desde el cielo.